Generalidades

El DAU, Documento de Adecuación al Uso, es la declaración de la opinión favorable de las prestaciones de un producto o sistema constructivo innovador en relación a los usos previstos y a las soluciones constructivas definidas, en el ámbito de la edificación y de la ingeniería civil.

Un DAU evalúa la aptitud para el uso previsto de una solución constructiva, tomando como base los niveles objetivos o valores límite exigibles a las obras de construcción y las exigencias funcionales que se establecen en cada caso.

El DAU lo elabora y otorga el ITeC que, de acuerdo con la Resolución del Ministerio de Vivienda de 3 de setiembre de 2010, se inscribe en el Registro General del Código Técnico de la Edificación, como organismo autorizado para la concesión del DAU, en tanto que evaluación técnica de la idoneidad de productos o sistemas innovadores.

Enlace a la inscripción en el registro:
www.codigotecnico.org/web/recursos/registro/regooaa/texto_0011.html

El DAU se refiere en general al contexto reglamentario español, si bien pueden considerarse específicamente otros ámbitos reglamentarios sectoriales y geográficos propios de cada producto.

El contexto reglamentario español queda definido en el ámbito de la edificación básicamente por la LOE-Ley de Ordenación de la Edificación-, que fija los requisitos básicos de los edificios, y por el CTE-Código Técnico de la Edificación-, que desarrolla estos requisitos en forma de las exigencias básicas. En el ámbito de la ingeniería civil se consideran las diferentes disposiciones reglamentarias aprobadas por la Administración.

El DAU adopta el enfoque por prestaciones y objetivos que es propio del planteamiento del CTE, así como el lenguaje técnico armonizado europeo, con el fin de poder describir y caracterizar las prestaciones de los productos en consonancia con las formas más actuales de expresar las exigencias básicas prestacionales en la reglamentación.

El DAU es un instrumento para el fomento de la innovación y el desarrollo tecnológico en el sector de la construcción, puesto que evalúa la idoneidad técnica de los productos y sistemas constructivos innovadores, para los cuales no existen criterios normativos consolidados. De este modo el DAU hace posible la comercialización y el uso en las obras de estos productos innovadores bajo criterios técnicos documentados y reconocidos.